Subvencionada por la Consejería de Cultura del Principado de Asturias y el Instituto Asturiano de la Mujer

"La directora Teresa Marcos, integrante del proyecto fallido Primeras Tomas, ha debutado en el largo con Un contrato extraño (2013), estrenada por la Filmoteca de Asturias el 9 de abril de 2013. La película contó con menos de 5000 euros de presupuesto, llevó cinco días de rodaje y solo hubo tres personas en el equipo: los dos protagonistas y la propia directora, que se ocupaba también de operar la cámara. Su grabación es, quizás, la más extrema de las películas reseñadas, algo que repercute, inevitablemente, en el aspecto técnico pero, afortunadamente, no en el artístico. Un contrato extraño se presenta así como una película de total independencia respecto a los cánones, creada sin guion previo –algo que nunca hubiera permitido el modelo subvencionado– y con unos diálogos improvisados y naturales.
Sin otro bastión que su intimidad y su capacidad para sincerarse, la película narra el encuentro entre dos personajes que irán desnudando sus traumas y secretos a lo largo de varios días. Destaca en ella, sobre todo, la veracidad que consigue extraer de los actores, casi en plano secuencia, y sin experiencia ante las cámaras. Su estilo, aunque no de forma explícita, nos recuerda al padre del cine independiente, John Cassavetes, en películas como Shadows (1959) o Faces (1968), en las que su guion se escribe sobre la escena y las historias surgen de la realidad más visceral de sus protagonistas.

Pablo Sánchez Blasco (guionista y director),  "Nuevos planes, idénticas estrategias: apuntes sobre un cine asturiano actual",  en Hacia un nuevo cine español. Propuestas narrativas y modelos de financiación posible, Fonseca, Diario de Comunicación, Vol. 9, julio-diciembre de 2014, pág. 73.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada